La 1a Muestra Gastronómica TASTVM Vila-seca cierra con éxito y garantiza su continuidad

17 julio, 2017 Feria, Sin categorizar, Tarragona

Alrededor de 7.000 personas han disfrutado de las catas, de los vinos y cavas, de los showcookings y de la música en vivo que a lo largo de las tres jornadas han dado vida al TASTVM Vila-seca

Los showcookings de los xefs Eduard Xatruch, Arnau Bosch o Fran López, entre los más multitudinarios

Este fin de semana, Vila-seca se ha convertido en la capital gastronómica de Tarragona con la celebración de la 1a Muestra Gastronómica TASTVM Vila-seca. Han sido tres tardes y tres noches de catas, showcookings, degustaciones culinarias y música en vivo. Alrededor de 7.000 personas han disfrutado de este certamen, según fuentes de la organización. La Muestra ha nacido de la mano del Patronato de Turismo de Vila-seca con el objetivo de acercar a la ciudadanía la gastronomía y los vinos de la zona, y cierra esta primera edición con los deberes hechos y con nota, tal como subrayó Pere Segura, Presidente del Patronato de Turismo de Vila-seca, quien asegura que la muestra volverá a celebrarse el próximo año.

Y es que, Vila-seca, municipio con una larga tradición vinícola, ha querido con este certamen reivindicar su gastronomía, pero no sólo la de la villa, sino también la de toda Tarragona. Es por eso, que en el jardín del Castillo de Vila-seca, recinto donde se ha celebrado la Muestra, las seis Denominaciones de Origen tarraconenses de vinos han tenido representación a través de los vinos de 18 bodegas.

Además, en el espacio gastronómico, ocho restaurantes han ofrecido degustaciones culinarias a base de productos de la zona, desde atún rojo del Mediterráneo de Balfegó, hasta arroz, ostras, mejillones y anguila del Delta, longaniza de Alforja, sepia de Cambrils, sardina de Tarragona o vermut de Reus. Las tapas que han podido probar los visitantes del TASTVM Vila-seca han sido Sam de atún rojo con cremoso de verduras en escabeche y Callos de atún rojo, del restaurante Sol de Mar, de Vila-seca; Anguila ahumada con tomate sobre tramenzzini, de Angules Roset, del Deltebre; Futomaki crujiente con reducción de vermut, del restaurante SORA Sushi, de Reus; Doritos de sardina con pesto de avellana y Corte de tartar de sardina, de Més que tapas, de Reus; Mar y Montaña de la DO Vinoteca i cuina, de Reus; ostras naturales del Musclarium, de Sant Carles de la Ràpita; Albóndigas con sepia y “Esqueixada” de bacalao con salsa de calçot de Ca l’Àngel, de Valls; y Arroz con verduras y Arroz negro del Delta del Ebro de August Càtering, de Tarragona.

El escenario del TASTVM Vila-seca ha sido uno de los puntos calientes de la feria, porque por allí han pasado algunas de las estrellas Michelin de Tarragona. Eduard Xatruch, chef de Disfrutar (Barcelona) y Compartir (Cadaqués), que además ha ejercido de padrino de la Muestra al ser hijo de Vila-seca, ofreció dos demostraciones culinarias, la primera y la de cierre del certamen. Entre una y otra, Fran López, de Villa Retiro (Xerta); Arnau Bosch, de Can Bosch (Cambrils); Jeroni Castell, de Les Moles (Ulldecona); o Vicent Guimerà, del Antic Molí (Ulldecona), entre otros. Han sido 10 demostraciones culinarias y un ronqueo de atún rojo del Mediterráneo de Balfegó. Más de 1.500 personas han disfrutado de estos espectáculos.

Y en paralelo, en el interior del Castillo de Vila-seca, al aula TASTVM, Jordi Alcover Maestras y Sílvia Naranjo Rosales, autores de la “Guía de Vinos de Cataluña”, han dirigido 11 catas de vinos, que cerca de 500 personas han podido disfrutar de forma gratuita. Sesiones donde han explicado de una manera ágil y amena los vinos y cavas de la zona, diseccionando algunas de las variedades autóctonas de uva, pero repasando también algunas de las foráneas.

En definitiva, una Muestra que con esta primera edición ha demostrado que la gastronomía tarraconense está basada en un producto de alta calidad, muy arraigada a la tierra y al mar, así como en el mundo de los vinos, todo maridadp con el talento de sus cocineros y viticultores. De hecho, el certamen ha descubierto al público los valores gastronómicos que Vila-seca atesora.