Grupo Nomo dona 7.500€ a causas benéficas

En el contexto de los actos de celebración de su décimo aniversario, el grupo de cinco restaurantes de cocina mediterráneo-japonesa ha entregado 6.000€ a las fundaciones Elena Barraquer y del Hospital Sant Joan de Déu, dinero recaudado en la venta de un plato de la carta de Nomo durante 2017. En febrero se hará también entrega de 1.500€ a Fundació Tramuntana (Palafrugell).

 

La entrega se produjo en el contexto de una gran “cena de amigos”, el último acto de los previstos por el grupo para celebrar una efeméride que tendrá continuación en 2018 “con más sorpresas”.

 

Grupo Nomo ha celebrado el evento de cierre para celebrar el décimo aniversario de la apertura del primer restaurante, Nomo Gracia. Tras celebrar en 2017 –fue en 2007 cuando unos jóvenes emprendedores se aventuraron con un formato de gastronomía mediterráneo-japonesa diferente- la gran mayoría de actos de conmemoración, han dejado para este 2018 el último: una cena exclusiva donde han participado un total de 60 invitados entre ellos algunos de los clientes más fieles de cada uno de los cinco restaurantes del grupo (Nomo, Kuo, el recién inaugurado Nomo Sarrià en Barcelona y Far Nomo y Jani, en Llafranc,) más del servicio de deliver Nomomoto, y donde el chef ejecutivo del grupo, Naoyuki Haginoya, elaboró un menú degustación con algunos platos nuevos fuera de carta.

 

Fue una cena inédita y solidaria, demostrando un principio –el de la solidaridad- que ha acompañado al grupo desde su nacimiento. En concreto, Borja y Juan Molina-Martell, Ramón Jiménez y Naoyuki Haginoya –propietarios de Nomo-, entregaron a Elena Barraquer de su propia fundación, y a David Nada (cap de servei Treball Social) de la Fundación del Hospital Sant Joan de Déu–entidades con las que ya trabajan habitualmente- un cheque por valor de 3.000€ a cada una, dinero recaudado por la venta del plato “Spicy tuna” en cada uno de los restaurantes (se destinaron 0,50€ de cada plato servido durante 2017). En febrero también se hará entrega de 1.500€ a Fundació Tramuntana (Palafrugell). “Un placer poder colaborar con entidades tan loables y hacer partícipe también a nuestra clientela, que se ha sumado a la causa”, comentaba Borja Molina-Martell, director general de la compañía.

 

La cena, celebrada en Nomo Sarrià -el nuevo local de Nomo, inaugurado en 2017-, también propició la presentación de nuevas líneas de elaboraciones, pruebas que se materializarán en nuevos platos durante este año, y que Haginoya quiso presentar primero a los clientes más fieles. “Esta cena es para aquellos que siempre han estado con nosotros en los restaurantes. No han podido venir todos pero sí una representación y a estos, en nombre de todos los fieles, es a quien quería enseñar en exclusiva algunas de las nuevas propuestas en las que estamos trabajando”.

 

Un aniversario con diez premisas y un futuro con novedades

Con la cena, el grupo quiso mostrar su lado más solidario –con la entrega de los cheques-, además de rendir homenaje a los clientes, “los que nos han hecho llegar hasta aquí”. Fue el acto de cierre de la celebración del aniversario, que ha pivotado sobre diez ejes centrales para Nomo – gastronomía, enología, sostenibilidad, originalidad, solidaridad, salud, diseño, interactividad 2.0, empleados y clientes-, diez conceptos que han regido la trayectoria de la casa “y que dan sentido a la experiencia que se disfruta en cada uno de nuestros restaurantes, lo que conforma el estilo de vida Nomo”, ha explicado Borja Molina-Martell.

 

Durante el año pasado, Nomo celebró catas y cenas de presentación de nuevos productos y platos; sesiones efímeras con platos emblemáticos del recorrido del restaurante; catas de vino con reputados sumilleres; visitas a productores locales con los que trabajan estrechamente desde el primer día; sesiones de deporte al aire libre para reivindicar la salubridad de su oferta; concursos gráficos para el diseño de los nuevos complementos del grupo, o incentivos y premios para sus empleados. Ahora, tras albergar “La cena de los clientes”, el aniversario de Nomo completa su agenda y encara 2018 “con más novedades y sorpresas que iremos desvelando. Los clientes nos empujan a ello”, sonreía en la fiesta el propietario.

 

Sobre grupo Nomo

Grupo Nomo nace de la ilusión de una familia de jóvenes emprendedores que en el año 2007 decidieron crear un nuevo concepto de restaurantes japoneses junto al cocinero nipón Naoyuki Haginoya. Abrieron así el Restaurante Nomo, un concepto fresco e innovador, diferente a lo que existía hasta el momento. Actualmente, el grupo es un punto de referencia en el mundo de la gastronomía japonesa. Su máxima es la de ofrecer lo mejor de la cultura gastronómica japonesa pero haciendo uso de los mejores productos de nuestra tierra. Grupo Nomo destaca también por su marcado carácter social, colaborando con diferentes instituciones y organizaciones benéficas, como la Obra Social de San Juan de Dios o la Fundación Barraquer. Asimismo, tiene una política de sostenibilidad que se ve reflejada en productos de su carta como los de pesca sostenible o las verduras ecológicas, que provienen todas de un huerto cultivado en exclusiva para el grupo. El packaging de su línea de take away es 100% biodegradable.

 

Sobre el chef Naoyuki Haginoya

Naoyuki Haginoya es el chef ejecutivo y creativo de los restaurantes. Nació en un pueblo cercano a Tokyo, donde despertó su pasión por la gastronomía. En España dice haber encontrado el equilibrio perfecto, ya que puede mezclar sus conocimientos culinarios nipones con los mejores productos de nuestra tierra. Su máxima es la de usar el mejor producto, preferiblemente de temporada y no enmascararlo, sorprendiendo al cliente con el sabor natural de los alimentos. Como asegura: “un plato del que no puedas recordar su sabor, no es un plato”.

 

Restaurantes

 

Restaurante Nomo (Barcelona)

Materias primas de muy alta calidad, escogidas personalmente por el chef configuran la carta de este restaurante que abrió Grupo Nomo en Barcelona. Su situación privilegiada en el mapa de la ciudad de Barcelona hace de este restaurante japonés un lugar donde convergen gentes de toda la metrópoli. El ambiente es cosmopolita y el local es amplio, con techos altos y con un incesante movimiento de gente entre sus mesas.

 

Restaurante Kuo (Barcelona)

Kuo está situado en la zona alta de la ciudad y tiene un aire acogedor y tranquilo. En su carta se encuentran las mismas especialidades que en Nomo, aunque destaca especialmente por su amplia variedad de sushi. Uno de sus rincones mágicos es el reservado de ocho personas realizado todo artesanalmente con bloques de madera.

 

 

Restaurante Nomo Sarrià (Barcelona)  

El último restaurante del grupo, cuya apertura ha coincidido con el décimo aniversario. Situado en una finca catalogada del siglo XIX en el casco antiguo de Sarrià,  ocupa la primera planta y la antigua bodega de la casa, espacio éste último habilitado como zona chill out con sofá corrido, barra de bar y cócteles para perderse en detalles y alargar la velada. El restaurante más personal de Nomo, el más íntimo.

 

 

 Nomomoto (Barcelona)

Nomomoto ocupa un espacio vecino a Kuo, donde Nomo produce y distribuye toda la carta del grupo en delivery y take away, amén de otra oferta sólo diseñada para este servicio que cambia anualmente. Con una red estable que abastece toda Barcelona, el servicio de delivery transporta felicidad en packaging renovable y biodegradable.

 

Restaurante Far Nomo (Llafranc. Girona)

Far Nomo es el primer proyecto conjunto entre Grupo Nomo y Mas de Torrent, que goza de un emplazamiento privilegiado en uno de los faros más relevantes del Mediterráneo peninsular: el faro de Sant Sebastián de Llafranc. El local presenta una gastronomía basada en la experiencia de los restaurantes de Grupo Nomo, con una representación de sus mejores y más recientes creaciones. Aparte de la fabulosa gastronomía, se puede tomar una copa en la parte de chill-out con un servicio excelente, sin masificaciones y con unas envidiables panorámicas al Mediterráneo.

 

Restaurante Jani (Llafranc. Girona)

Segundo proyecto de Nomo con Mas de Torrent y quinto del grupo. Jani representa un paso más en la aventura restauradora de Nomo, al convertirse en el primer restaurante donde la comida japonesa no es la protagonista. Sí lo son los platos típicos de la cocina mediterránea, con productos de la zona, verduras y pastas. Inaugurado en 2016, goza de un emplazamiento privilegiado en uno de los locales más emblemáticos del paseo marítimo de Llafranc.

 

Otros servicios Grupo Nomo

 

Eventos

Posibilidad de reservar diversos espacios, tanto sala como local entero, para la celebración de eventos.

 

Catering

Línea de catering para fiestas y eventos. Barras con cocineros sushi-man que preparan al momento todo el sushi a la vista de los invitados. Servicios en grandes y pequeños eventos: bodas, fiestas privadas y eventos comerciales.