Employees Only ya está en Barcelona

Los famosos cócteles de este emblemático bar de Nueva York, así como su Late Night Menu ya se pueden disfrutar, por primera vez en Europa, en el Banker’s Bar de Mandarin Oriental, Barcelona hasta el 19 de mayo.

 

El Amelia, el Mata Hari, el Fraise Sauvage, el West Side, el Ginger  Smash o su inconfundible Manhattan, cualquiera de estos cócteles, que ya se han convertido en clásicos, se podrán degustar desde hoy y hasta el 19 de mayo en un Banker’s Bar que ha mudado en el reconocido bar de Nueva York Employees Only. Se trata del nuevo pop-up con el que Mandarin Oriental, Barcelona conjuntamente con la empresa líder en espirituosos Pernod Ricard España recrean el cóctel bar y bistró americano Employees Only, que en 2015 fue considerado por la lista internacional “The World’s 50 Best Bars” el cuarto mejor bar del mundo.

 

Banker’s Bar se convierte una vez más en un bar clandestino, un auténtico “speakeasy” al que accedemos, por una entrada secreta, a un bar americano con una ambientación que despierta emociones y con la que se consigue que el visitante viva una experiencia única “donde manda la buena energía y las mejores vibraciones fluyen”, según palabras de Eric Lincoln, uno de los socios de Employees Only en Nueva York. Lincoln destaca que “esta es la primera vez que Employees Only visita Europa y Barcelona es un buena elección para este desembarco porque los barceloneses son simpáticos y abiertos, atributos básicos de Employees Only”.

 

Con una selección de los mejores espirituosos de Pernod Ricard España (Absolut Elyx, Plymouth Gin, Monkey 47, The Glenlivet, Havana Selección de Maestros, Tequila Avión y Chivas 18) se ofrecerán “cócteles clásicos con un twist moderno”, según nos cuenta Ulysses Vidal, jefe de bartenders en Employees Only que ahora atenderá con algunos de sus compañeros la barra en Banker’s Bar durante este pop-up. Entre las combinaciones propuestas, destaca el Yankee Notions, un cóctel “parecido al Manhattan pero con cordial casero de manzanilla y una presentación original”.

 

Pero la oferta de este nuevo pop-up de Mandarin Oriental, Barcelona no se limita a estos cócteles de autor, la propuesta gastronómica también ocupa un importante lugar. Pensada especialmente para un Late Night menu, la oferta gastronómica tiene su base en la cocina clásica americana pero matizada e influenciada por la tradición europea. Julia Jaksic, chef americana de origen croata y jefe de cocina de Employees Only en Nueva York, es la responsable de esa fusión gastronómica. Es así como se podrá disfrutar de su steak tartar especial, de los montaditos de tuétano con salsa bordalesa o de las patatas fritas waffle con paprika; pero tampoco faltarán las tradicionales chuletas de cordero y bacon con salsa verde, o el sándwich con queso trufado fundido con patatas fritas al parmesano. Los postres incluirán apetitosas propuestas como el cheesecake de mascarpone y toffee, o la manzana asada “Tufahija” con nueces garrapiñadas y yogurt perfumado al clavo.

 

Employees Only en Mandarin Oriental, Barcelona abre hoy sus puertas el 19 de abril y podrá disfrutarse durante un mes. Su horario los martes y miércoles será de 19:30h a 01:00h. y de jueves a sábado de 19:30h a 03:00h.

 

Información y Reservas:

Teléfono +34 610 726 64 49 o por correo electrónico mobcn-eobarcelona@mohg.com

 

Sobre Employees Only

Employees Only es el proyecto de Dushan Zaric, Henry Lafarge, Igor Hadzismajlovic, Jason Kosmas y Bill Gilroy. Cinco emprendedores, todos ellos con experiencia en algunas de las mejores coctelerías del  mundo, que decidieron en 2004 abrir un local en el que elevar la coctelería a arte.

Fueron los pioneros en la recuperación de los cócteles artesanales, con una maestría y cuidado en la elaboración que no se había visto desde la década de los años 20.  El local tiene su origen en las reuniones que algunos trabajadores y managers de bares de Nueva York celebraban allí cuando acababa su servicio. Ahora, el mítico bar neoyorquino sigue siendo punto de encuentro de los profesionales de la restauración, aunque su ambiente ha conquistado a más público.

Casi 15 años después, la visión de los fundadores permanece intacta y Employees Only se ha embarcado en un proceso de expansión mundial por lo que en la actualidad no sólo se encuentra en Nueva York si no que también tiene sus réplicas en Singapur, Miami, Hong Kong y Los Ángeles.